martes, 16 de marzo de 2010

Distimia

Intenta detener el paso de algo que ya pasó.
Se esfuerza, se pierde por su misma experiencia que le juega en contra.
Culpándose por no conseguirlo, se convence de saber la respuesta a su reacción.
Pero no hace más que reflejar una simple situación que la vida le otorgó.
Busca alguien que rompa con la rutina descontrolada,
y se encuentra otra vez con la misma dirección.
Es un laberinto, sin salida, sin opción.
No le sirve implorar, no es posible arriesgar,
sólo trata de olvidar , de aprender qué sentido tiene descifrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario